Read more: http://exprimiblog.blogspot.com/2012/11/como-evitar-la-redireccion-de-dominios.html#ixzz3kP3Aqj66 JD VIEWPOINT: junio 2012

Seguidores

jueves, 28 de junio de 2012

BRINDEMOS



Por todas las historias que se repiten, por la mala memoria, por las gilipolleces cometidas, por los besos robados, por las miradas perdidas, por los te quiero encontrados, por los minutos perdidos, y el tiempo regalado, por el dolor, el resentimiento, por la mala conciencia, por las buenas intenciones, por las mentiras con una pequeña parte de verdad, o las verdades que no llegan a serlo del todo, por las nubes que habrá toda la vida, por la felicidad de saber querer a alguien, por no saber querer e intentarlo con todas tus fuerzas, por no llorar cuando no se debe, por sonreír hasta cuando duele, porque hay cosas que nada las cambia.

miércoles, 13 de junio de 2012

"Ella no es perfecta...



... Tú tampoco lo eres, y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper. No la lastimes, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti....."

-BobMarley-

martes, 5 de junio de 2012

Me miro al espejo, entro por mis ojos


Tengo tu olor clavado en las neuronas de mi mente, dejando a su paso todo tipo de orificios que me impiden cicatrizar. Sobresales de mi caja de recuerdos, no cierra, por eso, tengo escondido en el armario tantas canciones como fotos que lastiman y hieren hasta acabar en perforaciones que llegan hasta mi corazón. Lo tenía protegido, a base de parches imposibles, costuras que se sueltan sin compasión, abriéndote paso, atrapándote en las esquinas de mi cuarto. Sin escapatoria, como rehén de los filos de mi cama. Como cuando el polvo se arremolina a su antojo entre nosotros. 


Porque cuando hablo de nosotros, tampoco tu sales ileso; pero lo prefiero así, sin anestesia, que duela.