//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: diciembre 2014

Seguidores

lunes, 1 de diciembre de 2014

Se me rompió el corazón de tanto usarlo

Trepando por tu columna llego a un cerebro lleno de dudas, encharcado en alcohol y penas que solo saben callar cuando la oscuridad se asoma. Paracaidismo en tus pestañas justo antes de que la sangre brote y haga acto de presencia rompiéndote el corazón. Tocar tus costillas como si fuera un piano, desgarrar tus labios cual caníbal en celo...

A veces pienso que soy loba enfurecida, con ganas de marcarte el cuello de una forma delicada, como solo se hacer yo, dejando atrás a esas putas que bajan sus bragas justo antes de verte la cara.

Aún recuerdo tu respiración pausada, tus movimientos intensos que erizan la piel, aún soñando. Se me rompió el corazón de tanto usarlo y sus piezas vagan por las calles de Madrid, torpes y cegatas, que lo único que consiguen es avivar la tentación, subirse por las paredes y gritar entre sollozos.

No pude evitarlo, ya estaba tan fría que ni mi propio pecho me reconocía, saboreando la amargura del dolor, aliñándolo con un poco de gloria insana justo antes de irme a la cama.

Hace tanto tiempo de aquello que ya no sé que es sentir la tristeza en mis venas, tan solo tengo la adrenalina viva y juguetona, aguardando el momento y lugar en el que la deje revolcarse en la hierba, flotar, que me suba por todo el cuerpo llenando mis pulmones de placer. Ya no sé que es un corazón entero, el mío es una piedra de acero.

Se me rompió el amor de tanto usarlo, qué pena que ya no sepa cómo recuperarlo.