Read more: http://exprimiblog.blogspot.com/2012/11/como-evitar-la-redireccion-de-dominios.html#ixzz3kP3Aqj66 JD VIEWPOINT: septiembre 2015

Seguidores

sábado, 26 de septiembre de 2015

¿Quién eres?


Hay momentos en la vida en los que tienes que pararte delante del espejo y preguntar a tu reflejo ¿quién soy? La verdad que yo lo he hecho muchas más veces de las que quisiera admitir y creo que casi todos nos hemos preguntado eso alguna vez ¿no?

Aunque no lo creas, ¿y si te dijera que TÚ tienes la respuesta a esa pregunta? La gran mayoría de nosotros creemos que sabemos quiénes somos, que sabemos por qué hacemos las cosas y que tenemos una identidad propia totalmente original, pero solo el ser humano es tan idiota de mentirse a sí mismo, y encima creérselo.

Cosas tan cotidianas y normales como maquillarse, tu peinado, tu manera de vestir, las amistades, tu trabajo, tus sueños...te aseguro que todo eso puede estar mucho más condicionado por la opinión de los demás de lo que tú te piensas.

Ejemplos como: Cariño ¿por qué te maquillas tanto? qué más da lo que piensen los demás si sabes que para mí estás guapa igual. Nene ¿para qué te machacas tanto en el gimnasio si a mí me encanta que tengas barriguita? Pero si yo no lo hago por los demás, lo hago por mí, para verme YO mejor.

Ya...claro, la opinión de los demás no es importante...

Entonces, si no te importa ¿por qué preguntas si te queda bien? O si te ves un poco pasado de kilos o si deberías hacerte o no ese corte de pelo. ¿Por qué limpias la casa a fondo cuando tienes visita para causar "buena impresión"?

No sé... ¿cuántos de vosotros escucháis música que os da vergüenza admitir delante de vuestros amigotes? o pedís el coche a vuestros padres porque os da vergüenza llevar vuestra carraca a una primera cita, peinaditos, con la mejor ropa que tengáis, y si es de marca o alguna falsificación para aparentar pues... ¡Mucho mejor!

Imagina que una mañana te despiertas y estás en una isla desierta, eres el único habitante, sin padres a los que hacer sentir orgullosos, sin jefes a los que rendirles cuentas, sin amigos con los que aparentar para ser aceptados, sin chicos ni chicas a los que impresionar para gustarles... Estas solo, nadie te va a juzgar.

Puedes hacer lo que quieras, cuándo quieras y de la manera que quieras...es que...es una sensación de libertad que no se puede explicar...y es en ese preciso momento en el que tienes que sentarte y hacerte las preguntas correctas.

¿Me esforzaría tanto si no hubiera nadie que me mirara o que me juzgara? ¿Y mis aficiones? ¿Seguiría machacándome tanto sin rivales con los que competir? Y... ¿qué hay de mis sueños? ¿Por qué mis metas pierden sentido al estar solo en esa isla?

Perdonadme que os chafe esa imagen tan sólida que tenéis de vosotros mismos, pero pongo la mano en el fuego afirmando, que os daría igual la ropa que lleváramos, si llevamos el pelo corto o largo, si nos huele el sobaco o el aliento...no importarían una mierda las formalidades.

Sin darnos cuenta, dejaríamos de lado todas aquellas cosas que hacíamos como robots programados con tanta normalidad y empezaríamos a actuar dejándonos llevar por nuestros instintos y nuestras emociones, de una manera totalmente libre. Sin miedos, sin prejuicios.

Y es muy posible que, de repente, descubras cosas nuevas de ti que no te gusten o que la gente te trataría como un loco...Pero al estar solos es cuando dejamos de ser falsos y hacemos lo que queremos sin disfrazarnos o escondernos para encajar en la sociedad.

No hace mucho estaba caminando por la ciudad con una amiga y me preguntó que si no me sentía incómodo cuando la gente hablaba de mí. Y es que me salió del alma cuando le dije...
"Cuánto menos me importa la opinión de los demás más libre me siento"

No se trata de ser un anti-social o un salvaje, se trata de no ser un hipócrita contigo mismo. Aprender a diferenciar las cosas que salen de TI de manera natural de las que haces para ser aceptado, para no parecer un "bicho raro", para gustar...En definitiva, saber quién eres.


Yo durante mi vida he hecho muchas cosas, he cumplido los sueños y fantasías de tanta gente y...sin embargo yo seguía sin ser feliz. 

Y es que me di cuenta que los sueños que había cumplido no eran los míos...


 BY LYTOS

martes, 22 de septiembre de 2015

La gente marca, sí, pero recuerda que tú dejas cicatriz.


Las personas pasan por nuestra vida como estrellas fugaces, cual trenes, algunas esperando a que te montes sobre sus hombros, otras simplemente te mirarán de reojo y seguirán su camino. Todas y cada una de las que te rodean, que en su día lo hicieron o que en un futuro lo harán, marcan, no se salva nadie.

Soy de las que piensa que todo pasa por algo, que no hay mal que por bien no venga, que el pasado es tal y como dice su nombre "pasado" y que aún queda un "futuro" ante nuestros ojos. El vivir anclado en años atrás solo hace que esa espina que tienes clavada se haga más fuerte.

Las personas pasan por nuestra vida como turistas desorientados, y todas y cada una harán mella en ti. Cierto que no nos acabaremos acordando de todos cuando seamos mayores...pero eso qué más da.

Doy gracias a la gente que se atrevió a suspirar junto a mí, unos de pasada, otros cuantos agarrándonos las manos fuertemente.

Lo mismo piensa eso que llamamos corazón, ahí es donde queda guardado todo, cada sentimiento, cada escalofrío...hecho de acero, de carne, vacío , lleno.... es el que más sufre cuando hombre o mujer desaparece, se alegra cuando llegan nuevxs pisando fuerte. Y sí, en el fondo todxs seguirán ahí metidxs, o escondidXs en el armario...hasta que una persona no roza tu corazón la anterior no sale por la puerta trasera del mismo.

Simple. Qué pena.

Mira a tu alrededor y piensa cuánta gente debe de haber en este mundo , más de siete billones de individuos y...por fortuna, muchos de ellos han tenido la suerte de toparse contigo en sus vidas.

La gente marca pero tú dejas cicatriz.

A pesar de "tanta estrella fugaz" intenta ser feliz, sí, sin buscar siempre la razón para serlo.



martes, 15 de septiembre de 2015

El día que decidí luchar por ti.

La coraza me aprieta la garganta, incrustando cada pieza de metal en mi piel, dermis aún en carne viva, en proceso de reconstrucción. 


Tenía miedo, mucho miedo, cuando te rompen el corazón en más de mil pedazos es difícil recomponerse, bueno, lo difícil no es volver a pegar los cachitos sino dejar que otro "alguien" lo acaricie de nuevo.

No me fié ni de mi propia sombra, ésa que es la única que nos acompaña en nuestras peores noches, que está ahí cuando un llanto o una sonrisa inunda nuestra cara. Es difícil volver a confiar en alguien, nuestro cerebro nos dice que "todo ser humano es igual"... no quiero tropezar con esa piedra otra vez pero parece que ya me he hecho amiga suya y de toda su familia.

Piel de acero nos llamo, aquellas personas que por mucho que quieran volver a sentir, matan cada mariposa que nace ahogándola en alcohol, asfixian cada sonrisa tonta...miedo a la decepción, a llorar, a que nos tomen por idiotas.

Me consideré así mucho tiempo, sin sentimientos, de piedra, modo "pared activado", viviendo sin preocupaciones, dejar de ser pececillo en la red, carne para tiburones.

Y te vi.

Vi esa sonrisa, esas ganas de comerte el mundo, la manera de hablar y de soltar carcajadas al viento. Analicé cada imperfección que te envolvía, cada cicatriz invisible ...otro piel de acero, cómo nos complicamos la vida.

Me derretí.

Me ablandé un par de veces antes de volverte a besar de nuevo, un terremoto en mi estómago, el tembleque de piernas, los latidos acelerados, las ganas de ti...

No sé qué fue lo que pasó...

Te vi.

No me preguntes qué fue lo que pasó...

Pero decidí comenzar a luchar por ti. Sin coraza, piel a la intemperie, corazón descosido...dispuesto a respirar...

Y tú me viste a mi.

"Uno no elige quién le gusta, aunque no lo parezca, bajo esta coraza de chica fría e inerte que tengo, soy extremadamente sensible y, a veces, cariñosa"


domingo, 6 de septiembre de 2015

Un mordisco con sal, que nunca viene mal #EdicionesdeLetras

        
1) Está guapa... ¿verdad?, increíble que ya no puedas acurrucarte sobre su regazo como solías hacer cada madrugada, dejando que una tímida sonrisa adornara una pecosa cara. ¿La sientes? Está anclada al corazón, a tus costillas, impidiéndote respirar, escalando tu columna para luego tirarse al vacío de cabeza. Cómo pasa el tiempo, ése que no tiene la valentía de volver para enmendar errores...y ella...ella sigue ahí, dentro, tallando una herida que no cicatrizará jamás, dejando ese hueco... Parece frágil pero está hecha de acero inolvidable.


  2) Un mordisco con sal, que nunca viene mal para paliar el dolor. Tres gemidos juguetones, de ésos que revolotean entre las sábanas como si fueran mariposas. También quiero un par de orgasmos, vivos, intensos, como el sexo a palo seco, como dos amantes no correspondidos, con tequila...Muchos lo llaman "amor" ...pero no es más que una "lucha de titanes" separados por una tímida sonrisa y un par de pecas ancladas a la piel. Los pelos de punta, suspiros penetrantes...solo quiero fundirme con ese cuerpo que me tienta cada noche.


 3) El amor se pudrió junto a los primeros charcos de otoño, sin vida, deseando poder anclarse a algún resquicio de piel envuelta en lujuria y pasión. La oscuridad le acechaba, él maniatado contra la pared, no había alma en vida que le tendiera la mano...la esperanza es lo último que se pierde, dicen, pero era imposible no vencerse ante tanto ser humano vacío, con miedo al corazón, a ése que te roban al menos una vez en tu vida y que jamás vuelve a ser el mismo. Amor se acurrucó en una esquina y cerró los ojos...era mejor dormir y no despertar a vivir en dos estómagos faltos de mariposas.


Estos tres microcuentos son con los que participé en el concurso internacional de "Ediciones de Letras" y gracias a los cuales quedé finalista. Como a todo el mundo, me hubiera gustado muchísimo ganar pero para ser al primer concurso literario que me apunto estoy muy orgullosa.


Todos los relatos que han formado parte de este certamen se recolectarán en un libro que si queréis podéis reservar ya en el enlace que os dejo a continuación.