Read more: http://exprimiblog.blogspot.com/2012/11/como-evitar-la-redireccion-de-dominios.html#ixzz3kP3Aqj66 JD VIEWPOINT: enero 2016

Seguidores

sábado, 16 de enero de 2016

La "x" lleva tu nombre, la ecuación perfecta



<< Pero me mintieron, todos los profesores me mintieron. Las incógnitas tenían su fórmula para despejarla y ya fuese más fácil o más dificil hallabas la solución. Incluso con esas que no tenían o esas otras que tenían más de una. Lo que no me dijeron es que también hay incógnitas de carne y hueso. Incógnitas como tú >>

Tienes la capacidad de controlar el tiempo, volver los segundos horas o simplemente parar los inviernos. Necesitaba a alguien así, alguien a quien le importara un bledo el reloj, el calendario, los números....

Nunca fui buena en matemáticas, reconozco que de ser por mí ninguna ecuación habría invadido mi vida. Pero el verte provoca una incógnita en mi estómago que ni yo sé hallar, la "x", la "y", logaritmo de tí.

Supongo que quizás ahora las cifras empiezan a estar más presentes en mi vida desde que te vi, contar tus pestañas, las pecas de tu espalda, los minutos a solas, la cantidad de sonrisas que consigues sacarme, el número de pasos que damos al caminar por Madrid.

Y si en su día odié todo lo que tenía que ver con los números he de decir que empiezan a gustarme un poco más, dibujar un infinito en tus ojos, descifrar el sistema, tu cuerpo  un eje de perfectas coordenadas...

Incluso los problemas, quiero hallar la solución a tus problemas. No aquellos en los que Pablito compraba 7 kilos de naranjas, quiero ir más allá, calcular el área de tu corazón para ver si puedo caber dentro, conseguir descifrar si nuestras raíces son exactas.

Necesitamos más números en nuestras vidas, pero no fechas, la vida se vive más en momentos, en saber cuantas veces me acariciaste antes de quedarme dormida....y necesitamos tiempo, mucho más, no sé si alguien se lo está tragando o es cierto eso que dicen de que "vuela" cuando se está bien.

Roba tiempo que yo robaré números para poder calcular cuánto me dejas pasar a tu lado, y para descifrar la ecuación, ésa que lleva escrita tu nombre en el enunciado.Ah, y una última cosa, dime los metros cuadrados de tu corazón, necesito saber si quepo dentro, que creo que sí.

Nuca fui buena en mates, pero sé descifrarte.