//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: marzo 2016

Seguidores

miércoles, 16 de marzo de 2016

Verde oscuro casi negro


Para ti querido humano.

Hace poco vi un pequeño hierbajo intentar abrirse paso en mitad de la Gran Vía. Poco después fue pisoteado por unos tacones de terciopelo rojo.

Hace poco vi un elefante lleno de arañazos. En el circo. Intentando mostrar a aquellos niños una sonrisa más que fingida.

Hace poco vi cómo el polvo gris asesinaba mis pulmones, y los tuyos.

Hace poco que me abandonó la esperanza. Y sí, dicen que es lo último que se pierde.... pues haz cuentas de cuántas cosas hemos de haber perdido desde entonces.

Estampando la gran bola azul contra el cristal, ahorcándonos con nuestros actos. La gran bañera salada hoy no es más que un contenedor, el cielo se ha vuelto oscuro, el verde ha desaparecido, lo hemos hecho desaparecer.

Lo siento. He de decirte que no queda mucho tiempo, por no decir nada. Estamos ante la muerte más inesperada y esperada al mismo tiempo. Parecemos masocas, cavando la tumba de nuestro propio funeral.

Nos estamos auto destruyendo, matando la gran bola azul que nos vio crecer.

Mamá podríamos llamarla... ¿Matarías a mamá?

Nuestros valores se han podrido. Ahora importa más llevar pieles por ropa que cuidar la de la Tierra, esa que pisas.

Animales, ¿y a vosotros qué os voy a decir?.  Sois torturados, asesinados, ridiculizados, encerrados, experimentos....y luego que digan que el ser humano es inteligente. Llevo pensando mucho tiempo que somos seguramente la especie más imbécil que ha visto el universo.

Los terroristas verdes.

Ya me dirás cómo reaccionas cuando les cuentes a tus hijos que el final de La Sirenita fue acabar ahogada en petróleo, que Dumbo fue maltratado en las ferias, que Bambi acabó como trofeo en la pared de algún cazador...

Verde esperanza, decían, dicen. Y tienen razón, por eso aquí nos falta. Tanto el color como el significado. Bueno, más bien nos faltan vidas, o que digo, 

nos falta cerebro.

Quizás también se ahogó en petróleo. Junto a Ariel.

O simplemente no nacimos con él. Es lo más probable.

No habrá cosa más bonita que poder dar la vuelta al mundo. Mundo, esa esfera tan perfectamente perfecta. Y nosotros dentro de ella. Los diablos de sus peores pesadillas.


Reflexiones verdes. O negras. Más bien negras.