//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: Licántropa

Seguidores

viernes, 4 de marzo de 2016

Licántropa


Licántropa de noche, tigresa de día.

Los ojos pardos le atormentaban cada noche, aparecía siempre entre sus pesadillas más bonitas y sus sueños más oscuros, aullando a la luna.

Loba y vampiresa, tantos motes tenía que apenas podía articular palabra al verla. Imponía, le ponía, la piel se le erizaba con solo escuchar su respiración, sentía sus uñas anclarse al cuello, su lengua húmeda recorrer la espalda.

Las copas de los árboles bailaban al son de su voz, penetrante y seca, dulce y amarga, firme, imponía, sentía el tembleque de piernas cada vez que aquella chica se acercaba.

Terremoto, chica torbellino, capaz de dar la vuelta al mundo, de romper cadenas, leona salvaje.

Su risa era como un aullido, rezaba a las estrellas, deseaba esconderse entre las sábanas, y él con ella, juguetear un poco con los dientes, arañar y ser mordido.

Aquella noche estaba tan radiante como siempre. Se abalanzó sobre él, el calor empezó a quemar, las ganas, los suspiros, los gemidos, empotrarse contra la pared, caer al suelo, los besos robados.

Licántropa de noche, tigresa de día, nadie la pararía. Le dejó dormido entre cojines y desapareció entre la noche. Ella sonriendo, mordiéndose el labio, recolocándose el sujetador, él envuelto en saliva y arañazos.


Aullando a la luna, hija de estrellas, loba por siempre.

Con hambre.

Mucha hambre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puntos de vista