Read more: http://exprimiblog.blogspot.com/2012/11/como-evitar-la-redireccion-de-dominios.html#ixzz3kP3Aqj66 JD VIEWPOINT: agosto 2016

Seguidores

miércoles, 10 de agosto de 2016

Zorras del mundo

Vístete lo más puta que puedas, que me encanta.



Destapa tu escote, que no quede nada para la imaginación. Deja que el viento merodee por tus pezones, y si quiere pues que acampe entre tus pechos. Que calor es lo que necesita.

La falda bien corta, a rayas sin metértelas. Pinta una sonrisa en su espalda y después un corazón con saliva.

Ríe, disfruta de cómo aquel joven se revuelve de nervios ante la cafetería. Disfruta de aquella chica que danza entre la gente, huyendo de la última preocupación que intentó ahogarla mientras dormía.

Clava miradas en traseros ajenos, en paquetes llenos. Besa lento e hiperactiva, y taconea sobre los bancos.

Desafía.

Desafía a esas miradas que desnudan, y luego una patada en sus entrañas, o en las pelotas de aquel chico que se atrevió a lanzarlas.

Responde al nombre de zorra, aunque más bien lo llamaría libre, o guerrera. Tú un tierno animal que aúlla a la luz de la luna.

Y a quien no le guste que no mire, cose bocas ancladas en la prehistoria, no dejes jamás que escapen palabras nocivas, ni que juzguen esas medias que desaparecen en una entrepierna muerta de sed.

Vive.

Lucha por cualquier corazón roto, por un cuello marcado. Y luego haz lo que las venas te pidan.
Remángate un poco más la falda. Y si quieren que observen, que mientras tú sales danzarina a la calle, otros clavarán insultos en el cogote.

Que mientras tú aprovechas tu piel joven, otros se atreverán a juzgar y a reprimirse, cuando en el fondo, desean ser también alimento de algún depredador hambriento.

Zorra te llamarán por enseñar más piel que ojos, por desfogarte en un oscuro portal.

Y te llamo guerrera. 

Porque chica, si algo me gusta de ti, es la vida que desprendes.

Esas ganas de comerte el mundo.

La capacidad de ensordecer tus oídos.

La habilidad de que por tu cuerpo resbale las opiniones de los demás.


Querida zorra, sigue así, que lo estás haciendo bien.


martes, 2 de agosto de 2016

Ya no duele, solo escuece



No sé por qué intento auto convencerme de que no te has paseado por mis sueños alguna que otra noche. 

Supongo que he estado tan rota que me da vergüenza decir que aún no estoy cosida del todo.

De vez en cuando te pienso, quizás es un “todo el tiempo”.... es difícil olvidarte, olvidarme de mi yo contigo, de ese nosotros que duró tan solo un segundo.

En un abrir y cerrar de ojos estábamos a kilómetros de distancia, sin contar las millas que se paraban nuestros cuerpos. Uno más carcomido que el otro.

Ya no duele, solo escuece, 
solo se me remueven las tripas cada vez que te imagino de la mano de esa chica que algún día llegará.

Esa imagen me atormenta cada noche, mientras tú te paseas por mis sueños. 

No quiero volver atrás tampoco, eso sería alterar todo lo que tiene que pasar. Y si pasa algo que pase, sin barreras ni piedras con las que tropezar.

Solo necesito un poco de tiempo, 
dame un poco más de tiempo y prometo estar entera de nuevo,
quizás alguna cicatriz en mi abdomen, 

pero qué más da.

Necesito que mires y me digas que el adiós no fue un error, que fue la mejor decisión de tu vida.

Lo necesito,

Así, sin anestesia,


Que duela.