//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: Carta aun cobarde

Seguidores

jueves, 15 de junio de 2017

Carta aun cobarde


Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.

Entro sin avisar pero con motivos. Así que no me frunzas el ceño que tenemos que hablar. Que a cobarde no te gana nadie.

Tú que tienes miedo hasta a la luna, por si te sonríe y te hace pasarlo bien. Que agacha la cabeza cuando la vida asfixia. Cobarde. No encuentro palabra que te defina mejor.

Hombre o mujer, me da igual lo que seas, sé que alguna vez en tu vida no te atreviste a saludar, que te temblaron los dedos de las manos y no pudiste ni contestar.

Los cobardes matan con besos, y tú lo has hecho y lo haces. Cuando todo va sobre ruedas llega el miedo, el descontrol, las preguntas idiotas y el temor a lo bonito ¿Por qué? Quiero decir, por qué cojones no dejas que te sorprenda la vida y respiras.

Y te quitas la mochila de miedos que cargas desde que el sol sale, y disfrutas, y sonríes y abrazas. ¿Por qué no dejas que se te desgaste el corazón?, por qué no las palabras claras y los versos secos. 

¿POR QUÉ?.

Quiero saber qué es lo que te agarra los tobillos, o quien. Que tiendes a echarle las culpas a los demás cuando tú eres el único que se acojona cuando las cosas no son como habíamos imaginado, y muchas veces son mejor.

Dile a ese chico o a esa chica que fuiste cobarde, a tu amigo que fuiste cobarde, a tu madre que fuiste cobarde ti mismo que eres un cobarde.

Lento…Esperas a que alguien la cague, a que las lágrimas broten, a tener la excusa perfecta para atacar o no volver. No te pido que conquistes castillos, pero sí personas y metas.

Cierra los ojos y respira. Porque se puede dejar de ser cobarde. Solo te digo que para la próxima dejes que tu impulso hable, que te atrevas, que beses, que abraces, que llores, que viajes, que grites…


Pero sé que seguirás sentado mirando la vida sin llegar a vivirla, porque a cobarde no te gana nadie. 
Aunque espero equivocarme.

Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puntos de vista