//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: Porque somos humanos

Seguidores

jueves, 15 de junio de 2017

Porque somos humanos


Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.

El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas. Gente mucha, personas pocas.

Alguna vez te has parado a pensar  cuantas personas hay en el mundo?

Dicen que unos 7350 millones de personas que ríen y que lloran. Porque somos humanos.

Somos humanos porque nos equivocamos y echamos las culpas, porque nos enamoramos y bailamos bajo la lluvia. Somos humanos cuando madrugamos y al acostarnos, cuando besamos, cuando gritamos, cuando nos escondemos o sacamos el valor, cuando te pones ante el espejo, porque tiemblas al verle.

Sabes que eres humano porque tienes miedo y ves el miedo en ojos ajenos,  porque miras y te derrites, porque escuchas y te entra el sueño.

Hay humanos que abrazan por la espalda, humanos que jamás se atreverán a hacerlo, humanos que corren, que viajan incansables, humanos que dicen lo que piensan, que no temen a nadie. Humanos maniáticos, humanos sin ataduras.

Hay humanos diferentes humanos que aman mar y otros que aman estar solos, humanos de color, de colores, humanos que apoyan o que aman cenar en soledad. Humanos que odian, humanos que quieren, humanos que tiemblan, humanos.

7350 millones de personas que se excusan por ser humanos, que se encierran porque son humanos.
Pero el mundo está repleto de corazones de cartón, que ni sienten ni padecen cuando el sufrimiento les rodea, gente que te fusila con la mirada, que te fuerza y no sobre la cama. Porque son humanos, y la gente les defiende porque “somos humanos”, la excusa barata de siempre.

Somos humanos, y lo seguiremos siendo, y por eso la gente sufre, la gente ríe, la gente muere, la gente vive, la gente ama, la gente llora, la gente se esconde. Aunque veo que la gente no sonríe por la calle, más que humanos me imagino a animales enjaulados.

Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puntos de vista