//3){ var url = "http://"+parts[0]+"."+parts[1]+".com/ncr"+document.location.pathname; window.location = url; } //]]> JD VIEWPOINT: Mamá

Seguidores

jueves, 15 de junio de 2017

Mamá

Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.

Que bien se estaba dentro de la tripa ¿no?

Ahí te aseguro que no había problemas, no había que ir con prisas a ninguna parte, saturar la mente, destrozar un corazón.

Por algo nacimos llorando,

porque la vida nos iba a dar la bofetada más dolorosa y de algún modo mamá nos protegía.

Mamá, cuatro letritas de nada pero joder, cuánto amor guardan entre ellas. Se abrazan las unas a las otras, como cada noche hacías tú antes de irme a la cama.

Que fueron muchas las cosquillas que conseguiste hacerme, los regalos y besos que invadieron mi carne.

Porque fuiste la mujer más importante para mí, lo eres y lo seguirás siendo,
por algo dicen que las madres son ese tesoro que ningún pirata podrá arrebatarnos, ni ninguna urraca enamorada del oro.

Mamá, reina de dragones y de gamberros, luchadora del infierno, super-heroína, la cura de mis problemas.

Mamá, que quién te pudiera ver ahora seguro que diría lo bonita que estás incluso llorando. Que las canas van apareciendo pero el amor también se hace más fuerte.

Mamá, miles de horas junto a ti y no me sabrán jamás a exceso, jamás serán suficientes todos los gracias que te tendría que haberte dicho hace mucho tiempo,
porque de algún modo tú hiciste la persona que soy. Y eso te lo tengo que agradecer a ti.

Mamá, que donde estés o a donde vayas prometo que voy a quererte hasta que eche mi último aliento de vida, hasta que las fuerzas me venzan y hasta que las ranas críen gallinas.

Que de la vida se aprende, y yo aprendí a quererte un poco más cada día.

Hoy las estrellas me han gritado tu nombre y no he podido evitar sonreír al escuchar. Era tu voz cantándome una nana, eran tus brazos arropándome, eras tú susurrándome al oído.

Que el tiempo pasa y todo se va. Y sí, sé que se va. Y duele, y dolerá.

Pero la cabeza sigue. Porque tú me enseñaste a comerme el mundo.

Y hoy brindaré por ti, como he hecho siempre.


Mamá, te quise, te quiero, te querré.

Por derechos de autor, para la difusión de este texto es obligatorio poner la autoría. Autora: Irene Jotadé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puntos de vista